Logo Rutaelcano

Muertos y huidos en la primera expedición de Mendaña

PERSONAS

¿Quiénes perdieron la vida y por qué causa? ¿Murieron más en alta mar o en tierra? ¿Hubo quienes huyeron? Se comprende así mejor esta expedición por el Pacífico entre 1567 y 1569.

Comparte:

Explorando el Pacífico Sur

La primera expedición de Álvaro de Mendaña en el océano Pacífico estuvo compuesta por una dotación de unos 160 hombres, repartidos en dos navíos llamados Los Reyes y Todos Santos, aunque fue más común llamarlos Capitana y Almiranta, respectivamente. Partieron de El Callao (Perú) el 19 de noviembre de 1567, adonde regresaron cerca de dos años después tras haber recorrido unos 36.000 km. Buscaron explorar el Pacífico Sur, y su principal hallazgo fue el de las que llamaron islas Salomón.

Durante más de seis meses, los de Mendaña exploraron las que llamaron islas Salomón. Mapa con los detalles y la derrota seguida.

El listado de bajas

El listado de bajas quedó recogido en el relato del viaje del escribano Gómez Hernández Catoira, quien viajó a bordo de la Capitana. Se trata de uno de los documentos copiados en el manuscrito MS 9944 de la British Library, según tratamos aquí

Como vamos a comprobar, no murió nadie durante la ida, pero sí 12 personas durante el regreso. También resultó especialmente difícil la estancia en las islas Salomón, donde se produjeron once muertes violentas por ataques de los indígenas.

Resultó terrorífica la muerte de nueve de ellos en la isla de Guadalcanal, «yendo en el batel a por agua». Según se nos ampliaba en otra de las relaciones del viaje, «les hicieron pedazos cortándoles las cabezas y brazos y piernas, sacándoles la lengua, y les sorbieron los sesos con gran crueldad». 

Por otra parte, no fueron pocos los que quedaron a lo largo de la costa americana durante el regreso hasta El Callao, unos «con licencia», y otros que, simplemente, huyeron.

 

La representación de salvajes antropófagos fue habitual en la cartografía de la época. Se solían representar en Brasil, como en este caso, en el planisferio de Pierre Décéliers [1546]. En la BnF.

Trascripción

Los soldados y gente que murieron en esta armada son los siguientes:

  • Alonso Martín, soldado. Murió en la primera ysla de Santa Ysabel, de pasmo de una herida que le dieron los indios.
  • Diego de Frías, de calenturas en la dicha ysla.
  • Gaspar Hernández Gallego murió en la dicha ysla.

 

Mataron los yndios yendo en el batel por agua a:

  • Juan Pérez Vizcayno, despensero.
  • Castro, mestizo del Perú.
  • Diego de Herrera, criado de V. S.
  • Juan de Salas, soldado viejo del Perú.
  • Un moço que se llamaba Trexo, del Condado.
  • Gaspar Álvarez, criado del señor general.
  • Dos esclavos del piloto mayor.
  • Otro esclavo del contramaestre Pedro Ramos.
  • Otro esclavo herrero de Su Mag.

 

Murieron en la dicha ysla de Guadalcanal de enfermedad:

  • Benyto de Aguilar, soldado viejo del Perú.
  • Francisco Gutiérrez, boticario.

 

En la ysla de San Cristóbal:

  • Gaspar de Bargas, paje del señor general.
  • Paredes, mestizo del Río de la Plata.
  • Mataron los yndios a Juan Gómez, soldado.

 

[Durante el tornaviaje]

  • Dionysio Sánchez marinero. Murió en la mar a la buelta.
  • Juan Moreno, flamenco lo[m]bardero de la Almiranta. Murió al salir del puerto.
  • Domingo de Azpitia, marinero, a la buelta.
  • Diego Sánchez, marinero de la Capitana, a la buelta.
  • Juan Rodríguez, marinero de la Capitana, a la buelta murió.
  • Simón Arragoces, marinero de la Capitana, a la buelta.
  • Diego, esclavo de Andrés Núñez, murió a la buelta.
  • Matía Pinelo, criado de V. S. Murió a la buelta.
  • Juan de Ribera, soldado, murió a la buelta sobre la costa de la Nueba España.
  • Antonio Brasa, sobre la Nueba España de las encías.
  • Alonso Guerrero lo mesmo en el mismo paraje.
  • Pedro Ramos, le mató el corco [sic: ¿corço o corso?] sobre Truxillo.

 

Los soldados que se quedaron sin llegar al Perú:

  • Los dos que despedió el maestre de canpo que desterró a Alonso de Torres, soldado de Sevilla. Se huyó en Colima.
  • Miguel Belázquez
  • Sebastián de Arvildo
  • Gutierre de Bargas, herrador casado en el Cuzco.
  • Rodrigo de Morales, calcetero.
  • Juan de Mesa, casado en Triana, con licencia para se yr a Su Magestad.
  • Juan López, criado del general, para se meter [a] frayle con licencia.
  • Erdogallo Bonyfaz, con licencia.
  • Damyan Flamenco, lonbardero tullido para se curar.
  • Luys García, soldado, se huyó.
  • Juan de Béjar, soldado, se huyó.
  • Martín de Agüero, soldado, se huyó.
  • Antón Crespo, soldado, se huyó.
  • Martín de Aguirre, con licencia para se meter [a] frayle, soldado.
  • Pedro de Mesa, grumete de la Capitana, se huyó.
  • Francisco Hernández, barbero, se huyó.
  • Diego Ballés, mestizo, se huyó.
  • Mendoza, mulato, se huyó.
  • Moronta, mulato, se huyó.
  • Bonifaz, mestizo, se huyó.
  • Alonso Fernández, mestizo, se huyó.
  • Quedáronse fray Pedro Maldonado, fray Pedro de Laguna, frailes franciscanos.
  • En El Realejo se quedó Alonso Rodríguez Franco para yr por maestre de canpo. Acosta [ilegible] se uyeron, dos negros.
  • Francisco Pastor, soldado, con licencia.
  • Nabarro, mestizco, con licencia.
  • Ceballos, mestizico, con licencia, todos a Costa Rica.
  • Pedro Sarmiento procuró de bolver a requerir en azer su abono al realejo ante su alcalde, y el señor general le bolvyó a prender en su casa por cárcel, y él se huyó con un esclavo suyo, y dizen lo sacó un clérigo de una doctrina que se dize Dobalenta, y la doctrina se dize El Viejo. El señor general quiso llebar el clérigo al arçobyspo del Perú, y despachó sus requysitorias contra el dicho Sarmiento por que lo enviasen al Perú preso, donde lleba sus ynformaciones contra él.

Transcripción de la relación de bajas en el primer viaje de Álvaro de Mendaña

Contenida en la relación de Gómez Hernández Catoira ​

fuentes y bibliografía:

  • Relación de Gómez Hernández Catoira, en British Library MS 9944.
  • Cita sobre muertes al hacer aguada en Guadalcanal en Méritos y servicios: Pedro de Ortega Valencia, AGI, Patronato, 18, N10, R.4, fol. 26r.
  • GIL, Juan. En Demanda de las islas del rey Salomón, navegantes olvidados del Pacífico Sur. Madrid: Fundación José Antonio de Castro, 2020.